martes, 3 de mayo de 2016

Todo listo para enviar a juicio la segunda parte de la narcodenuncia

En el Tribunal Oral Federal. En la primera parte se condenó a 6 años de prisión a Pablo Tello. La defensa de Ariel Alanís adelantó que recusará al tribunal.

Como se recordará, en el marco de la investigación por la denominada “Narcodenuncia” resultó condenado a seis años de prisión en el Tribunal Oral Federal Pablo Tello, quien según se desprende de la causa había actuado en connivencia junto a Ariel Alanís en el transporte de un cargamento de 90 kilos de marihuana el 16 de noviembre de 2012.

Tras haber dividido el expediente en dos partes, ya que uno de los imputados permaneció prófugo cerca de un año, se conoció en las últimas horas que la segunda parte -que tiene como imputado a Alanís- estaría lista para ser elevada a juicio.

Luciano Rojas, abogado defensor del acusado, no confirmó la notificación formal de la elevación, pero adelantó que recusará al tribunal, puesto que interpreta que ya adelantó opinión en el fallo emitido el 8 de septiembre de 2015, cuando resultó condenado Pablo Dante Tello por el delito de transporte de estupefacientes agravado por el número de personas.

“Narcodenuncia”
Según obra en el expediente que tiene como único imputado en la segunda parte a Ariel Alanís, en noviembre de 2012 las fuerzas de seguridad provinciales lograron interceptar un cargamento de droga, alrededor de 90 kilos de marihuana compactada en 120 paquetes o “panes”.

Efectivos de la comisaría de San Isidro que hacían controles de rutina divisaron a dos automóviles, un Peugeot 106 y un Fiat Uno, realizando maniobras para evadir el control. La vía de escape fue el camino vecinal que une Huaycama con la ruta nacional Nº 33. Se inició entonces una persecución, en la que los conductores hicieron caso omiso a las órdenes que los uniformados emitían por megáfono.

En consecuencia, el Fiat Uno fue interceptado y se arrestó a su conductor, identificado luego como Pablo Tello.

En cuanto al otro vehículo, fue detectado sin personas adentro en cercanías de la fábrica textil Alpargatas. Los ocupantes de este rodado eludieron la presencia policial huyendo a pie a
campo traviesa.

En ese entonces se llegó a solicitar una avioneta de la Provincia, a los fines de realizar un rastrillaje aéreo, pero los resultados fueron totalmente infructuosos.

El caso fue instruido por la Justicia federal. El juez Ricardo Moreno le receptó declaración indagatoria a Tello, quien habría involucrado a un funcionario de Pomán en el hecho.

Ante el magistrado, el sospechado manifestó que había sido engañado por Ariel Alanís, quien era su vecino en Pajonal. De acuerdo a lo que manifestó, Alanís lo había contratado para trasladar un caballo desde Santiago del Estero; pero una vez allí, lo fue convenciendo de viajar hasta Corrientes.

Además, señaló que desconocía qué tenía la carga que estaba trayendo, sospechando que se trataba de bebidas alcohólicas. En una ampliación -cambio de abogados mediante-, Tello remarcó que Alanís le dijo que la carga iba para un boliche que inauguraría el exministro de Gobierno, Francisco Gordillo, en Pomán.

La magnitud de la causa abrió el paño a las especulaciones políticas. El senador Oscar Castillo fue el primero en aportar, señalando a Gordillo de tener a Alanís como protegido y hacerlo trabajar de puntero político desde su época de intendente, entre otras acusaciones.

Una investigación de este medio, con documentos fotográficos incluidos, reveló que Alanís fue dirigente radical de la mano del senador nacional.

En la supuesta definición de la interna del partido radical, Castillo se refirió a la detención de esta forma: “Se ve que Catamarca es una zona liberada, tardaron dos años en capturarlo y me parece lo encontraron de casualidad. En buena hora que lo hayan hecho”.

Repercusión nacional
La noticia de la captura de Alanís y el escándalo generado en el local bailable llegó rápidamente a los medios de prensa nacionales. El diario Clarín hizo especial hincapié en el hecho de que un hombre sospechado de ser narcotraficante a gran escala sea defendido por el propio hijo de la presidenta de la Corte de Justicia de la provincia y haya intentado diluir el procedimiento esgrimiendo que tenía influencias.

Tello
Pablo Dante Tello fue encontrado responsable del delito de transporte de estupefacientes agravado y por ello fue condenado por los miembros del Tribunal Oral Federal a purgar una sentencia de 6 años de prisión efectiva.

En virtud de lo que los magistrados entendieron como una actitud de colaboración con la causa, se le morigeró un año de pena al hombre oriundo de Pajonal, departamento Pomán.

Por unanimidad, los jueces Juan Carlos Reynaga, Adolfo Raúl Guzmán y José Camilo Quiroga entendieron que estuvo acreditada la participación del primer imputado en la causa denominada “Narcodenuncia”, como así también el conocimiento de que llevaba en el auto que manejaba 90 kilos de marihuana compactada en 120 ladrillos.

Finalmente, según lo surgido durante el juicio, se desestimó la supuesta “colaboración” de Tello, ya que el nombre de Alanís, quien ahora será juzgado, iba a surgir de todos modos en la pericia del celular del sentenciado, ya que mientras conducían intercambiaban mensajes.
http://www.elesquiu.com/noticias/2016/05/03/240159-todo-listo-para-enviar-a-juicio-la-segunda-parte-de-la-narcodenuncia

No hay comentarios:

Alumnos andalgalenses a Tecnópolis

Se trata de los alumnos andalgalenses de la Escuela Técnica N° 4 (EPET N°4) que participaron de la Feria de Ciencias 2017 en Capital. Ahor...