miércoles, 11 de mayo de 2016

Su mujer no lo dejaba salir y pedía auxilio con papelitos a la vecina

Una historia muy particular, que fue finalmente judicializada y cuya causa, a pesar de lo insólito del hecho, tomó a su cargo de manera muy profesional, el Fiscal Dr. Javier Herrera.

Ocurrió hace unos días atrás en el sector sur de la ciudad Capital.

Una vecina de esa zona, vio que desde una casa colindante a la suya, caían, pasando la medianera, papelitos con mensajes muy especiales…

Los mencionados papeles contenían leyendas como “Por favor, quiero ser libre” o “Denme la libertad”…

Todo ello llamó la atención de la mujer, ya que los papeles que seguían cayendo al interior de su terreno, tenían todos mensajes parecidos, pero fue en días siguientes, que los mismos tomaron un tono más dramático,  con verdaderos pedidos de auxilio, incluyendo un S.O.S…

Por el tenor de los mismos, pensó que alguien estaba secuestrado, privado de su libertad, y estaba pidiendo ayuda. Por ello dio aviso a la policía para que intervenga.

Al tomar nota de lo ocurrido, el personal policial puso en conocimiento a la Fiscalía.

El hecho es que, por orden judicial, se realizó un operativo en el lugar. Se dispuso el cerramiento de la manzana,  donde teóricamente ocurrían los hechos, incluyendo la hipótesis de un supuesto secuestro, siempre en base a lo denunciado por la mujer.

Habiendo señalado la denunciante que los sugestivos mensajes provenían de la casa vecina se dispuso la irrupción de la policía en la misma.

La primera persona que hallaron en el interior de la vivienda fue la dueña de casa. La misma fue interrogada sobre si alguien más se encontraba en el lugar y en que condición se hallaba.

La única respuesta de la mujer fue: “Está ahí. Está en el fondo”...

Le mostraron los papeles que eran arrojados a la casa vecina, e interrogada que fue, les respondió que la letra era de su marido, que era quien estaba en el fondo de la casa…

Que sucedía en realidad?. La mujer no lo dejaba salir y este la pasaba en el fondo. A tal punto lo tenía cortito…

Todo ello llevó a que también por orden judicial se dé marcha atrás con el operativo ante un supuesto secuestro, pero debió hablarse con la mujer para que variara su actitud.

El hombre en cuestión tiene unos 60 años, y ahora la mujer deberá dejarlo salir.

Por supuesto, para el hombre no resultó fácil salir y dar explicaciones a los vecinos,  luego de tal operativo policial y judicial.

Sin duda un hecho muy particular, de características domésticas, pero que llegó a ser dramático, tuvo alcance judicial y un final con una solución para el hombre en cuestión, gracias a la intervención de su vecina, la receptora de sus mensajes.

Cosas que pasan, aunque no muy a menudo. Eso creemos...
http://www.catamarcaya.com.ar/2012/index.php?modulo=notas&accion=ver&id=92837

No hay comentarios:

La XXIV Vuelta Al Fuerte de Andalgalá colocó como líder de la general al piloto local Ariel Rojano

El primer día de competencia, dejó como saldo el abandono de 13 máquinas y el tope de las posiciones para Ariel Rojano con Mitsubishi, de ...