martes, 2 de febrero de 2016

Lucía inauguró el Dique Las Tunas, una obra de enorme impacto en toda la región

La Gobernadora Lucía Corpacci inauguró hoy el Dique Las Tunas, en el departamento El Alto, luego de casi medio siglo sin que se inaugurara un dique en la Provincia, lo que marca un hecho histórico de enorme impacto en la vida productiva y turística de la región, ya que se beneficiarán los productores y las familias de varios departamentos. La regulación del agua, a su vez, permitirá  atenuar el impacto de inundaciones y sequías.

La gigantesca obra todavía no cuenta con su reserva de agua, lo cual demandará un año si se mantiene el ritmo actual de lluvias, aunque la propia jefa de Estado señaló que prefiere que tarde “un poco más en llenarse” para que no se repitan los problemas que ocasionaron (en Catamarca y otros puntos del país), los inusuales niveles de precipitaciones.

En la oportunidad estuvieron presentes junto a la mandataria el vicegobernador, Octavio Gutiérrez;  el ministro de Obras Públicas, Rubén Dusso; el ministro de Salud, Ramón Figueroa Castellanos; el secretario de Gabinete, Francisco Mercado; los intendentes Ariel Ojeda (El Alto), Elpidio Guaráz (Bañado de Ovanta),  Pío Carleta (Icaño), Marcelo Saavedra (Los Varela) y Raúl Jalil (Capital) –Rafael Olveira se comunicó con Lucía y le explicó que no podía asistir por un pequeño problema de salud-; el diputado nacional, Néstor Tomassi; legisladores provinciales, técnicos de la empresa Horacio Catalán y funcionarios del Poder Ejecutivo.

Lucía reconoció que “hoy es un día muy especial” porque “inaugurar un dique no es inaugurar cualquier obra”.

“A quienes nos tocó esta tarea de la función pública, de una u otra manera nos conmovemos ante las obras. Yo recuerdo la emoción de Octavio (Gutiérrez) cuando inauguramos el Centro de Integración e Identidad Ciudadana en la Capital, donde muchos chicos de toda la provincia asisten, porque es la obra que desde la función pública tuvimos la oportunidad de entregar a la comunidad, y es una obra que impacta. Y hoy Rubén (Dusso) está emocionado porque es ingeniero, y para un ingeniero no debe haber obra más importante que la construcción de un dique; de la misma manera que la empresa de don Horacio Catalán y a todo el equipo de trabajo. También los debe conmover”.

Para quienes trabajaron en la construcción, observó, “son emociones encontradas, entre la emoción de la tarea cumplida, de decir ‘lo logramos, lo terminamos, lo ponemos al servicio de la comunidad’; y la sensación de irse porque ya terminaron la obra. Por sobre todo eso, lo más importante es la sensación del deber cumplido”.

La Gobernadora recordó que la obra “se contrató en el 2008” momento desde el cual “hubo idas y vueltas porque no había como financiarla, intentamos financiarla con fondos de la Provincia –que era muy difícil- y luego recurrimos a un préstamo del Fondo Fiduciario de Infraestructura Regional, porque creo que es una obra por la que valía la pena asumir una deuda, para poder lograr el desarrollo de esta región”.

Ratificó el acierto de la decisión “porque este dique que están enclavado acá en El Alto tiene un enorme impacto en toda la región, tiene impacto para la producción, el poder regular el cauce del río (para que en épocas de sequía podamos liberar agua que tenemos almacenada), para poder desarrollar la ganadería y la agricultura; en una zona tan rica pero que ha tenido épocas muy duras en las que los animales se morían de sed: esto es cambiar las posibilidades productivas de esta región y mejorarla. Y si a esto le ensamblamos lo que venimos trabajando con el Plan Ganadero, con creer que nuestro interior es capaz de producir lo que consumimos, tiene un sentido fuerte.

Por otro lado también puede ser utilizado para consumo humano, que también es otra realidad que tenemos que ir acomodando y modificando para que cada vez menos hermanos catamarqueños sufran la falta de agua potable. Además va a morigerar muchísimo el tema de las inundaciones en Bañado de Ovanta, encauzando toda esa agua que se iba directamente al pueblo”.

“Es una obra que tiene un impacto económico, pero fundamentalmente tiene un enorme impacto en la vida de cada una de las personas que viven en estas localidades, y a mí me gratifica enormemente poder ver como poco a poco en la Provincia empezamos a trabajar como región. Viendo cómo podemos hacer crecer a Catamarca y cada región sin una visión personal o individualista de cada uno de sus intendentes, sino entender que nos desarrollamos en conjunto o ninguno va a crecer. Y eso es lo que yo veo que, poco a poco, entre todos vamos logrando”, agregó.

Destacó además que al margen de la construcción del dique se avanzó “en el control y cuidado de todas nuestras presas”, porque “nos encontramos con que no estaban estudiadas y hemos trabajado con un informe de todas las presas de la provincia… reparando, mejorando, poniéndolas en condiciones”, con el necesario mantenimiento para que cumplan su función brindando seguridad y tranquilidad para la población, y “para eso hubo que invertir, conocimiento, dinero, dedicación y voluntad política”.

“Pregunté cuánto va a tardar en llenarse y todos me dijeron ‘depende’ -comentó Lucía-. Un año si se mantiene el nivel de lluvias o un poco más, y yo deseo que demore un poco más y que todos estemos más tranquilos”.

Anticipó también que en los próximos días se firmará un nuevo compromiso con Fondo Fiduciario “para hacer muchas más obras, como pasarelas y defensas de ríos” en distintos puntos de la Provincia, “para dejar todo en las mejores condiciones, después de tamaña tragedia que nos ha pasado en los años anteriores”.

“Uno quisiera solucionar todo de inmediato, pero en la vida todo cuesta, el presupuesto es uno solo y lo que hacemos es gestionar y golpear todas las puertas para poder dar respuestas a las necesidades de los catamarqueños, porque para eso estamos”, concluyó.

Detalles de la obra
El Dique Las Tunas es un imponente embalse -tres veces más grande que El Jumeal-, que cambiará completamente el perfil turístico y agropecuario del Este catamarqueño.

Esta gran obra se localiza en Las Tunas, una bella localidad ubicada sobre el río del mismo nombre en el Departamento El Alto, al sur de Bañado de Ovanta, a unos 15 km de la Villa de El Alto y distante 150 km de la capital catamarqueña, y está destinada a regular el recurso hídrico en una amplia zona, afectada en cada sequía para la producción agrícola y ganadera.

Con una altura de 30 metros, el embalse cubre una superficie de 50 hectáreas, y mide 205 metros de largo en su coronamiento, más un cierre lateral de menores dimensiones, que permitirá embalsar 4,85 hectómetros cúbicos.

Los técnicos detallaron que, al margen de su magnitud, la importancia estratégica del dique no reside en sus dimensiones, sino en su utilidad, ya que permitirá dotar de agua potable a las poblaciones cercanas y regará más de 100.000 hectáreas aprovechables para la agricultura y 20.000 hectáreas dedicadas a la ganadería. A su vez se hará aprovechamiento de agua para el consumo de las poblaciones cercanas.

El dique contribuirá además a disminuir y evitar las inundaciones que periódicamente afectan al departamento Santa Rosa.

El Dique Las Tunas llevaba tres años de ejecución cuando asumió Lucía Corpacci, pero en esa etapa apenas se avanzó un 25 por ciento. De haberse mantenido ese ritmo, recién se hubiera culminado el dique después de 2020.

Sin embargo, durante la actual gestión se amplió el proyecto notablemente y se redifinieron sus objetivos, al tiempo que se multiplicó el ritmo de trabajo, lo que permitió que el embalse se convirtiera en una realidad.

La mencionada obra tuvo sus inicios en el mes de noviembre de 2008, siendo el proyecto original, una presa de materiales sueltos cuyo principal objetivo fue la contención de crecidas sobre el Río Las Tunas. Este proyecto original fue modificado a fines del 2011 realizándose la ejecución del Cierre Principal de la Presa con Hormigón Compactado a Rodillo, todo esto debido al coeficiente sísmico en la zona de la obra. Así también, se realizaron obras adicionales como reubicación de viviendas, ampliación de la galería y solución a fallas en la roca de fundación.

Se encuentran culminadas las obras de Cierre Lateral, el vertedero, la Obra de Toma, el Cierre Principal de HCR, la Galería de Inspección dentro de la presa y el túnel de desvío que regula el caudal ecológico en épocas de estiaje. Además esta presa contiene todos los elementos de medición de última generación que permiten obtener valores del comportamiento estático en la vida útil de la misma, importantísimo para la seguridad de la presa, cuidando además durante todo el proceso de desarrollo constructivo el impacto ambiental que puede producir dicha construcción.

El principal beneficio de la obra es la contención de crecientes sobre el Río Las Tunas que producen serias inundaciones en esa localidad, como así también en otras localidades de los Departamentos El Alto y Santa Rosa. La previsión de la colocación del caño dentro de la presa para las obras complementarias genera a futuro beneficios que se multiplicarían de forma exponencial con un alto impacto en la economía de la zona y por supuesto a la economía provincial, beneficiando a toda la población, al sector agropecuario y ganadero, la provisión de agua potable la cual es de suma importancia y una futura central hidroeléctrica para proveer de energía a toda la zona, todo esto, además del impacto turístico que genera.

El monto de la Obra a valores básicos de Contrato asciende a la suma de 74.356.699,38 pesos, mientras que el monto a valores Redeterminados al día de la fecha, es de 153.766.505.57 de pesos.

La empresa contratista encargada de la ejecución de la obra fue Horacio Catalán SRL, mientras que la empresa encargada de los Servicios de Ingeniería para la Inspección de la Obra es Ingeniería y Asistencia Técnica Argentina SA (IATASA).

No hay comentarios:

Hechos de violencia de género en el Departamento Pomán

En el departamento Pomán, una mujer de 40 años, denunció que su pareja - con quien tiene una relación de nueve años, y  un hijo de tres añ...