lunes, 26 de junio de 2017

Manuel Benitez responde a las acusaciones sobre su gestión ante YMAD

En un comunicado dado a conocer ayer, el ex presidente de Yacimientos Mineros Aguas de Dionisio respondió a las acusaciones. Cabe destacar que Benitez accedió a la presidencia de la estatal en el gobierno de la Alianza allá por el año 2000. Acusado por la oficina Anticorrupción, realiza este descargo mediante un comunicado. El cual señala:

Ante las versiones  aparecidas sobre YMAD  estos días en cuanto a la gestión anterior en la administración  de la cual he formado parte en mi carácter de presidente del Directorio hasta el 28 de febrero de 2016, casi un año y medio atrás, me veo en la obligación de efectuar algunas consideraciones.
En primer lugar, quiero decir que todo ciudadano que ha pasado por la función pública debería sin dudas tener su propio juicio de residencia como en  los albores de la patria, lo que no sólo es una obligación sino también un derecho.
En segundo lugar, quiero  dejar en claro que las manifestaciones negativas efectuadas sobre el suscripto,  por las actuales autoridades de YMAD, que se manifiestan en la persona de su presidente Dr Santiago Albarracin, no solamente son falsedades con clara manipulación, -que desmiento  de manera rotunda-, en lo atinente a mi persona, sino también planteos manifiestamente maliciosos, con tergiversaciones de hechos, y fabulas de todo tipo que el aparato del poder judicial se encargará de ordenar como corresponde de manera definitiva.
Esas manifestaciones parecen sugerir que a una empresa de las características de YMAD , cuyos titulares son tres entes estatales, con un Directorio Colegiado que los representa con cuatro Sedes en distintas jurisdicciones, alrededor de 400 obreros y empleados, y varios sistemas de control Nacional y Provincial  la pueden manejar 2 o 3 personas. Afirmar esto sería simplemente una inconsciencia o un acto de mala fe, denostando la institucionalidad pública, y los hechos concretos que conoce toda la comunidad catamarqueña, y los empleados de YMAD.
Pretender que YMAD debiera haber utilizado el dólar blue para sus operaciones comerciales es un claro desconocimiento de la normativa general, y una apreciación de extrema ligereza.-
También lo es pretender que la compra de oro sea exclusiva de quienes comercializan ese metal cuando en realidad el oro es, y siempre ha sido, una opción usual –como activo de refugio- de inversión, de acceso irrestricto para quienes deseen comprarlo, con un precio de mercado como los demás commodities.
YMAD es, o por lo menos era bajo mi gestión, una empresa que contaba con varios controles nacionales y provinciales  (SIGEN, AGN, UNICEN, Auditorías Internas), incluyendo las “Normas ISO 9001 en administración de compras y ventas”-
YMAD era y  debería seguir siendo una empresa que se rige por normas y decisiones plenarias dictadas por un Directorio formado por cinco miembros que no solo se reúnen periódicamente, sino que viajan a cada sede muy regularmente;  no es un Directorio con compartimentos estancos,  tal cual se puede advertir en sus actas de reunión. Esto es fácilmente corroborable por  los directores que estuvieron conmigo  en la gestión y que aún continúan en funciones.
Debo manifestar que ninguno de los organismos de control antes mencionados, ni pares ni colaboradores de su tiempo advirtieron acto alguno en contra de las normativas o las correctas conductas de la gestión. Si hubiera existido algún indicio de irregularidad, se hubieran tomado las medidas pertinentes por parte del Directorio. Y en este sentido es curioso que dicho control sea efectuado ahora por  una auditoria privada,  contratada por la actual gestión al margen de los antes mencionados  controles públicos con los que no parece haber interactuado, a juzgar por sus conclusiones.
Ahora bien, dado lo expuesto, y el tiempo transcurrido de mi cese, la realidad me empuja a hacer una reflexión sobre cuáles son las razones que han llevado a las extrañas conductas de la actual administración intentando un strepito fori en perjuicio de la gestion anterior, pero  en definitiva, de YMAD; y ante este contexto debo decir que con la  actual conduccion  se han producido hechos que parecen dirigir a YMAD a un destino inexorable:
a) El cierre de la única planta de fabricación de lingotes de oro del país, que se encontraba en la provincia de Catamarca.-
b) La disminución de la producción de YMAD, que  ha pasado a producir 30 kgs oro equivalentes, cuando antes producía alrededor de 60 Kgs equivalentes.
c) El desmejoramiento de las medidas preventivas de seguridad en la mina, por falta de inversion.-
d) La emigración y expulsión de los mejores profesionales de YMAD hacia otros destinos.
e) El ambiente de temor existente hoy en YMAD por pérdida de la fuente de trabajo.-
f) La privatización de servicios de la administración central.-
g) La paralización de los trabajos de los prospectos CHEN DAM, LAS JUNTAS y otros, comprometiendo el futuro de la empresa.-

En definitiva se está produciendo lo que he advertido al principio del proceso de cambio, que es la reducción de YMAD a su mínima expresión, con pérdida de puestos de trabajo y prestigio como empresa de bandera  Provincial y Nacional.
Tan claro es esto que se  propone por parte de la actual gestion el cese de YMAD  como empresa productora y  que se transforme en empresa de medio ambiente (conforme declaraciones periodísticas)
No cabe duda que la actual gestión se encamina a la desaparición de YMAD.-
Si bien las acciones realizadas en los últimos meses por la actual gestión de YMAD tienden a ocultar la incapacidad propia por medio de la tergiversación de la realidad histórica y de ataques a aquellos que pertenecieron a su anterior gestión, la sociedad eventualmente será conocedora de la real intención detrás de dichos actos.
Por mi parte, y  de la mano del derecho, procederé oportunamente por los daños y perjuicios irrogados respecto de los que generaron esta oprobiosa situación.
El pueblo de Catamarca ha conocido la historia anterior de YMAD,  una empresas  pujante, en crecimiento, con el respeto de su comunidad y de las otras provincias argentinas, y sufre esta YMAD que se achica, un faro de producción nacional que se apaga,  sin sentido.
Sr. Director, agradezco de su parte la publicación de estas líneas que me comunican con el pueblo de Catamarca y la familia minera.
     
    Manuel Benítez                                    
Ex Presidente Ymad

No hay comentarios:

El Senado dio media sanción a la nueva Ley de Bomberos

La nueva ley regula la organización y funcionamiento de las asociaciones de bomberos voluntarios y sus respectivos cuerpos activos