La “ceguera” macrista empuja al paro a los trabajadores

Solicitada de la CGT Catamarca.
A esta altura de las circunstancias resulta redundante tener que enumerar las razones y argumentos que, largamente, justifican la convocatoria a un paro nacional de trabajadores en defensa del empleo y la producción argentina, como hará la Confederación General del Trabajo.

Para no utilizar las motivaciones sindicales bien cabe mencionar los reclamos cada vez más elevados y generalizados de los sectores empresariales, que, como Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), vienen llamando la atención sobre el cierre de fábricas y los despidos por el crecimiento de las importaciones.

En su informe, la CAME indicó que la importación de productos creció un 17% durante el 2016, y 22,5% en lo que va de 2017, afectando directamente a las Pymes, que "no pueden competir con los productos que ingresan”, sentenció.

Y describe que "en los últimos meses se han cerrado nuevas fábricas, generándose más de 45 mil despidos en el sector”, añadiendo que "la avalancha externa se presenta también en el comercio informal, por las fronteras con Chile, Paraguay y Bolivia”.

El detalle de las cesantías indica que en las fábricas de calzado hubo 4.000 despidos, mientras que en la rama textil se superan los 5.000 empleados, el mismo número que se alcanza en el rubro de los electrodomésticos.

"Hay industrias donde el incremento de las importaciones fue importante el año pasado y continúa en el arranque de 2017. En el sector textil las importaciones crecieron un 30% durante 2016. En lo que respecta a los aparatos eléctricos de uso doméstico, las importaciones crecieron un 34% durante el año pasado. Y en la industria del calzado el crecimiento de las importaciones fue de un 40%”, remarcan desde las medianas empresas.

Al margen de esta puntual descripción sectorial, sumándole las bajas en el Estado, las cesantías y suspensiones en las fábricas automotrices, más los recientes cierres de numerosas plantas lácteas, el número de despidos alcanza a los 700.000 empleados, afectando en total a 1.900.000 trabajadores.

Sin que fueran necesarias movilizaciones ni pedidos ostentosos, el actual gobierno nacional les quitó las retenciones a los patrones de los campos, favoreciendo a las producciones de soja, trigo y maíz de la rica pampa húmeda, en desmedro de las economías regionales, que como las de las frutas o del vino también padecen el flagelo de las importaciones y la competencia desleal.

Mientras tanto, los docentes de todo el país siguen sin poder recomponer sus salarios, primero porque el poder central desconoce la ley que obliga a las paritarias nacionales para establecer los sueldos del sector, y segundo porque las pretensiones oficiales son las de cerrar aumentos que no excedan el 18% cuando la realidad inflacionaria, ya registrada en los dos primeros meses del año, elevan las expectativas a una inflación superior al 25 por ciento.

Estos datos del presente, hicieron evaluar al Centro de Economía Política Argentina (CEPA) que "la desocupación actual es el resultado de la política de exclusión de trabajadores del mercado laboral impulsada por el macrismo”.

Sin utilizar ninguna motivación corporativa de las organizaciones gremiales de trabajadores, está por demás comprobado que todas las causas del actual estado de quebranto empresarial y desocupación obrera no tiene otras razones que las medidas adoptadas por el gobierno nacional, desde que Mauricio Macri y su gabinete de CEOS conducen los destinos del país.

Sin embargo, la reciente y multitudinaria movilización no ha sido suficiente para alertar a una gestión nacional insensible, ciega y sorda, que también es muda para pronunciarse en favor de políticas de empleo y la dignidad del pueblo trabajador argentina

Macri y su gobierno no entienden las razones obreras y no han dejado otra salida que la convocatoria a un paro nacional, que debe ser asumido por todos los argentinos, sobre todo los más humildes, con el compromiso y la responsabilidad que lleven a modificar el actual estado descomposición y desaparición del empleo y la producción nacional.

Gustavo Rolando Carrizo
C.G.T. Delegación
Regional Catamarca

Roberto Antonio González
C.G.T. Delegación
Regional Catamarca

Pedro Armando Carrizo
Secretario General
C.G.T. Delegación
Regional Catamarca

Comentarios

Entradas populares de este blog

ULTIMO MOMENTO: MELINA NIEVA DORADO SE CONSAGRÓ CAMPEONA ARGENTINA EN DAMAS ELITE EN COMODORO RIVADAVIA